...parece que necesitamos muy poco para acabar jugando a guerras intergalácticas en la habitación, mientras comemos pan con chocolate y olvidamos los deberes.

Lleïr

0 comentaris:

Publicar un comentario